Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/2445/108425
Title: Determinación arqueopetrológica y territorial de los materiales silíceos entre el sur de Tarragona y el norte de Castellón
Author: Rey Solé, Maria Mar
Director: García-Argüelles Andreu, Pilar
Mangado Llach, Xavier
Fullola i Pericot, Josep M. (Josep Maria), 1953-
Keywords: Prehistòria
Sílex
Primeres matèries
Prehistory
Flint
Raw materials
Issue Date: 28-Nov-2016
Publisher: Universitat de Barcelona
Abstract: [spa] El presente trabajo ha querido deducir, a través del estudio de las industrias líticas recuperadas en dos yacimientos finipaleolíticos, los sistemas de aprovisionamiento, estrategias y explotación del territorio interpretando de esta manera el comportamiento humano de ciertos grupos de cazadores-recolectores durante la transición Pleistoceno- Holoceno. El abrigo de l'Hort de la Boquera (Margalef de Montsant, Priorat, Tarragona) adscrito al Epipaleolítico y el abrigo de la Roureda (Vilafranca, Els Ports, Castelló) adscrito al Epimagdaleninse han sido los dos yacimientos caso de estudio. La metodología empleada ha consistido en la aplicación conjunta del trabajo de laboratorio y del trabajo de campo. A través del conjunto de analíticas, tanto mineralógicas como geoquímicas, compuestas por los análisis de macroscopía y microscopía óptica, así como otros métodos complementarios como la Microscopía Electrónica de Barrido, la Espectroscopía micro-Raman, la Difracción de Rayos X y el Análisis por Espectrometría de Masas con fuente de Plasma de Acoplamiento Inductivo y Ablación Láser, han podido ser discriminadas variedades de sílex diferentes para los dos conjuntos de utillaje lítico. El trabajo de campo realizado para los respectivos abrigos ha dado lugar al conocimiento de muchos puntos de afloramiento de material silíceo susceptible de haber sido explotado en tiempos prehistóricos y ha conferido un conocimiento muy valioso para la posterior comparación de materias primas líticas silíceas. Por un lado, para el abrigo de l'Hort de la Boquera se han discriminado hasta tres tipos y cuatro variedades distintas de sílex, de los cuales el mayoritario se corresponde con un tipo de origen continental por reemplazamiento de evaporitas, mientras que los otros dos restantes se corresponden con un origen por reemplazamiento de calizas lacustres. Los grupos humanos de l'Hort de la Boquera establecieron una serie de afloramientos, de una misma formación bastante cercana al abrigo -el Complejo Ulldemolins- como la base recurrente para el aprovisionamiento de materias primas silíceas. Para las otras dos variedades de sílex de origen por reemplazamiento de calizas lacustres se han propuesto dos sistemas de aprovisionamiento distintos, el primero, por captación directa en afloramientos secundarios y el segundo, por captación indirecta o intercambio con otras comunidades que pudieron estar asentadas en zonas más septentrionales. Por otro lado, para el abrigo de La Roureda, se han discriminado un total de cuatro tipos y cinco variedades de sílex, los mayoritarios se corresponden con un origen por reemplazamiento de sedimentos lacustres y los minoritarios se corresponden con un origen por reemplazamiento de sedimentos marinos y por un origen desconocido hasta el momento respectivamente. Los grupos humanos de La Roureda establecieron unas pautas distintas de explotación y captación de materias primas silíceas, seguramente condicionados por las características de su entorno y la desigual oferta de recursos minerales emplazados. Se observa un radio de movilidad más extenso y direccional (este-oeste) en busca de afloramientos primarios sin descartar la posible captación en afloramientos secundarios. Otra hipótesis no excluyente es el supuesto contacto eventual con otras comunidades de la zona occidental, más rica en materia prima silícea. Además y en la medida de lo posible, se ha establecido una relación entre tipo de útil y variedad de sílex observando algún tipo de intencionalidad en la manufactura de ciertas variedades recuperadas en el abrigo de La Roureda. Observamos de esta manera como los grupos humanos de cazadores-recolectores estaban ciertamente “condicionados” a las características que sus entornos ofrecían y por lo tanto las estrategias de aprovisionamiento y comportamiento se ajustaban al conocimiento territorial que adquirieron gracias a la experiencia. Podemos afirmar categóricamente un gran conocimiento del conjunto de afloramientos que estaban a su alcance y por consiguiente, los recursos minerales que podían explotar en su beneficio para poder vivir su día a día.
[eng] This research has sought to deduce, through the study of lithic industries recovered in two late Palaeolitic sites, the provisioning systems, strategies and exploitation of the territory by certain groups of hunter-gatherers during the Pleistocene - Holocene transition thus interpreting their human behavior. L'Hort de la Boquera rockshelter (Margalef de Montsant, Priorat, Tarragona) ascribed to Epipalaeolithic and La Roureda rockshelter (Vilafranca, Els Ports, Castelló) ascribed to Epimagdalenian have been both case study. The methodology used consisted in the combined application of laboratory and fieldwork. Through the whole archaeopetrological analytics, both mineralogical and geochemical, consisting of classical analysis of optical macroscopy and petrographic microscopy, as well as other complementary methods such Scanning Electronic Microscopy, micro-Raman Spectroscopy, X-ray Diffraction and geochemical analysis by Laser Ablation Inductively Coupled Plasma Mass Spectrometry, it has been able to discriminate the different flint varieties for the two sets of lithic tools. The geological surveys and fieldwork done for both rockshelters has led the identification of many potential siliceous outcrops that could have been exploited in prehistoric times conferring a valuable knowledge for subsequent comparison of siliceous lithic raw materials. The human groups from the rockshelters established different patterns of exploitation and uptake of siliceous raw materials, probably conditioned by the characteristics of their environment and the unequal offer of emplaced mineral resources. Another not excluding hypothesis is the assumption of the possible contact with other communities somewhat richer in siliceous raw materials. Thus we can see how human groups of hunter-gatherers were certainly conditioned by the characteristics offered by their environments and therefore, the sourcing strategies and behaviours were in line with territorial knowledge acquired through experience. We can say categorically that they knew the set of primary and secondary outcrops available and therefore the mineral resources that could be exploited to their benefit to their daily lives.
URI: http://hdl.handle.net/2445/108425
Appears in Collections:Tesis Doctorals - Departament - Prehistòria, Història Antiga i Arqueologia

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
MMRS_TESIS.pdf31.31 MBAdobe PDFView/Open    Request a copy


Embargat   Document embargat fins el 28-11-2017


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons