Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/2445/35519
Title: La Comunidad Europea de Defensa (1950-1954) ¿Idealismo europeo o interés de Estado?
Author: Gavín Munté, Víctor
Director: Oliver Puigdomènech, Joan
Keywords: Política Comuna de Defensa
Història del món actual
Europeïsme
Història de l'Unió Europea
Issue Date: 8-Apr-2005
Publisher: Universitat de Barcelona
Abstract: [spa] Existiría una convicción, más o menos generalizada aunque errónea, y que ya fue brillantemente cuestionada en su día por el especialista británico Alan S. Milward, que distinguiría entre el momento actual de la construcción europea y la etapa inicial de la misma, a principios de los años 50 del siglo pasado, de acuerdo con la cual los dirigentes europeos actuales habrían perdido el espíritu europeísta que caracterizó a unos dirigentes políticos los cuales, tras la tragedia de la Segunda Guerra Mundial, habrían estado dispuestos a superar la estructura política internacional basada en el estado-nación en favor de una Europa unificada la cual, por su propia estructura, imposibilitaría el desencadenamiento de un nuevo conflicto entre estados europeos. De acuerdo con este planteamiento la principal motivación de personajes como Jean Monnet o Robert Schuman, sería la de garantizar la paz futura mediante el debilitamiento progresivo del estado-nación y el no menos progresivo establecimiento de una superestructura federal tal y como señala la Declaración del 9 de mayo de 1950, fecha celebrada en la actualidad como día de Europa en toda la Unión Europea. La política europea de Francia, expresada en el Plan Schuman, es la traducción por parte de Jean Monnet, en su calidad de Presidente del Comisariado General del Plan para la Modernización y equipamiento de la Economía francesa, de las ideas de los Estados Unidos para con Europa en una solución práctica y concreta a la carencia de recursos propios suficientes para proporcionarse la posición internacional deseada así como para dotarse de un marco de relaciones con la R.F.A. favorable a los intereses de la industria siderúrgica francesa. De este modo, como nos indica en 1953 la Dirección de Europa del Ministerio Francés de Asuntos Exteriores: La unificación europea no es para nosotros una mística, sino una política. Estamos dispuestos a efectuar las cesiones de soberanía que requieran aquellos problemas cuya solución sobrepase el marco nacional. Análisis idéntico al que realizarán el resto de los estados fundadores en función de sus intereses respectivos, siendo el ejemplo más claro el de la R.F.A. para quien participar en la llamada construcción de Europa supondría el único billete de retorno sin discriminaciones a la normalidad perdida con la derrota de 1945, unificación al margen. En tal contexto el Plan Pleven, origen de la Comunidad Europea de Defensa, no es la consecuencia de un análisis interno de las carencias de Francia en materia militar sino el resultado del temor de Jean Monnet a que el Canciller Adenauer interpretara la petición norteamericana de rearme alemán como una alternativa a una política europea que juzgaba imprescindible, plan que el Gobierno francés utilizó como un ardid para detener una iniciativa que consideraba lesiva para sus intereses. El basar la propuesta en las ideas integradoras que Washington fomentaba para Europa, lo que hacia imposible su rechazo so pena de caer en una evidente contradicción; la negativa del Canciller Alemán, Adenauer, a aceptar un rearme que no garantizara a su país la igualdad de derechos, algo que sólo el Plan Pleven parecía proporcionar; pero por encima de todo, la imposibilidad de prescindir de Francia para organizar la defensa de Europa, posibilitarán que París detenga el rearme alemán durante cuatro años, su principal objetivo dado su rechazo a contemplar de nuevo soldados alemanes tan solo cinco años después de la finalización de la Segunda Guerra Mundial cuando su propio rearme presentaba aún muchos interrogantes materiales y financieros. De este modo, Europa, servía los intereses estatales pero esta vez poniendo en manos de Francia el factor tiempo de la negociación lo que de facto permitió bloquear la contribución alemana a la defensa occidental durante 46 meses, mientras París trataba de resolver todas aquellas cuestiones que consideraba prioritarias.
[eng] According with the conventional wisdom the initial time of the European integration process back in the fifties was one of genuine europeism focused in a political and economic reorganization of Western Europe as an end in itself with the aim to save the Continent from future wars. According with the same wisdom, this was the aim of people like Robert Schuman or Jean Monnet. The research in the official and private archives shows how far way of the reality is this idea. The Schuman Plan, the very beginning of the process, was a scheme designed to resolve the structural problems of French heavy industry behind the mantle of europeism as a way to assure the United States support for the plan. The other founding members of the European experiment did analysis similar to the French one, hence their support for the scheme. In this context the Pleven Plan, the origin of the European Defence Community, was just a trick to deter the West German rearmament using the concept of Europe. That way, one more time, Europe served the national interest not the European one, understanding for the latter the building-up of a European political entity beyond the interest of the nation-state.
URI: http://hdl.handle.net/2445/35519
ISBN: 8468928682
Appears in Collections:Tesis Doctorals - Departament - Història Contemporània

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
TESIS_VGAVIN.pdf2.48 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.