Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/2445/35948
Title: Dieta y adaptaciones ecológicas de las poblaciones humanas del Pleistoceno Medio y Superior
Author: Pinilla Pérez, Beatriz
Director: Martínez Pérez-Pérez, Alejandro
Keywords: Evolució humana
Evolución humana
Human evolution
Paleoantropologia
Paleoantropología
Paleoanthropology
Plistocè
Pleistoceno
Pleistocene
Dieta
Diet
Microestrías
Microestries
Micro striae
Issue Date: 16-Nov-2012
Publisher: Universitat de Barcelona
Abstract: [spa] Durante el Pleistoceno Medio y Superior ocuparon Europa al menos tres poblaciones: los heidelbergensis, los neandertales y los humanos modernos. La economía de estas sociedades habría dependido en última instancia de los recursos vegetales y animales disponibles, que habrían variado según las oscilaciones climáticas a lo largo de los 600 Ka en que el continente fue ocupado de manera continua. La variación en la dieta implicaría un cambio en las estrategias de subsistencia que podrían haber tenido repercusiones en las diferentes adaptaciones (culturales y biológicas) y en la estructura de las sociedades. Los estudios de microestriación ofrecen la posibilidad de analizar qué tipo de alimentación habrían tenido las poblaciones estudiadas diferenciando entre dietas más blandas o más abrasivas según la cantidad de estrías que se encuentren en el esmalte dental y los índices derivados de la orientación preferente, discriminan la tendencia de los grupos distinguiendo entre dietas vegetarianas, mixtas y carnívoras. Los resultados obtenidos apuntan a una diferencia clara entre los heidelbergensis, con una dieta más abrasiva y altamente dependiente del clima y del medio, y las poblaciones paleolíticas más modernas. La dieta de los H. heidelbergensis habría sido menos refinada, incorporando partículas muy abrasivas, como por ejemplo, los vegetales. El Pleistoceno Superior, por el contrario, habría tenido un patrón más similar aunque los humanos modernos (AMH) y los neandertales son claramente diferentes, incluso cuando se considera el mismo periodo (periodo isotópico 3) e incluso en un ambiente similar consiguiendo porcentajes de clasificación correcta de más del 80%. El clima también influyó a estas poblaciones, pero en menor medida, ya que, ante un cambio de ambiente, se observa desde el Pleistoceno Medio (heidelbergensis) hasta el Paleolítico Superior Final (LUP AMH) una disminución de la distancia entre los patrones ante la variación climática de forma que cada vez ésta influyó menos en las estrategias de las poblaciones del Paleolítico. Este patrón se observa también en la variación en el tamaño dental por lo que, la respuesta al cambio ambiental en los humanos más antiguos habría sido eminentemente biológica mientras que en los más recientes, la cultura habría jugado un papel preponderante, disminuyendo la dependencia (aunque no independencia) del medio en el LUP-AMH con una importancia muy relevante de la cultura a partir del Paleolítico Superior. Estos datos concuerdan con los resultados de otras metodologías como el tamaño dental y las tasas de desgaste oclusal. Igualmente, los datos de la respuesta de cada sexo al cambio ambiental indican una variación que implicaría cambios en la estructura demográfica de las poblaciones con una importancia en las diferencias inter-sexuales diferente en cada población. La dieta de los humanos del Pleistoceno Medio y Superior habría sido por lo tanto omnívora y muy diversa pero la comparación con grupos de cazadores-recoletores actuales con dietas conocidas de diferentes medios y ambientes, indica que habría habido una tendencia hacia el aumento de la ingesta de carne y de una dieta menos abrasiva siendo los heidelbergensis los más vegetarianos y los humanos modernos los más carnívoros.
[eng] During the Middle and Upper Pleistocene at least three populations occupied Europe: heidelbergensis, Neanderthals and modern humans. The economy of these societies would have ultimately depended on plant and animal resources available, which would have varied according to climatic oscillations along the 600 Ka that the continent was continuously occupied. Microwear studies offer the possibility to analyze what kind of food the populations would have consumed differentiating between soft or more abrasive diets by the number and orientation of grooves found in the enamel The results indicate a clear difference between heidelbergensis, with a more abrasive diet and highly dependent on climate, and modern Paleolithic populations. The diet of H. heidelbergensis would have been less refined, incorporating very abrasive items, such as vegetables. The Upper Pleistocene, however, would have had a closer pattern although modern humans (AMH) and Neanderthals are clearly different, even when considering the same period (isotopic stage 3) and even in a similar environment with correct classification rates higher than 80%. The climatic variation would have also affected Upper Pleistocene groups but to a lesser extent: from the Middle Pleistocene (heidelbergensis) to the Final to the Final Upper Paleolithic (LUP AMH) a decrease of the distance between microwear patterns when climate changes is observed highlighting the importance of the culture in the more recent populations. The Middle and Upper Pleistocene human’s diet would have been diverse, mainly omnivorous but, if compared with hunter-gatherers from known diets from different environments, the results indicate a trend towards an increase in the meat percentage together with a decrease in the abrassivity being heidelbergensis the most vegetarian group and modern humans the most carnivorous.
URI: http://hdl.handle.net/2445/35948
Appears in Collections:Tesis Doctorals - Departament - Biologia Animal

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
BPP_TESIS.pdf30.05 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.