Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/2445/42250
Title: Diagnóstico del rechazo agudo del trasplante renal mediante plaquetas autólogas marcadas con In-111-oxina
Author: Martín-Comín, Josep
Director: Ramos Márquez, Miguel
Keywords: Rebuig d'òrgans
Trasplantació
Ronyons
Issue Date: 21-Dec-1988
Publisher: Universitat de Barcelona
Abstract: [spa] El objetivo del trabajo es analizar la posible utilidad de la exploración con plaquetas autólogas marcadas con In-111-oxina en el diagnóstico del rechazo agudo del trasplante renal.Se han estudiado 177 pacientes, 52 mujeres y 125 varones, con edades comprendidas entre 14 y 61 años, distribuidos en tres grupos según la inmunosupresión que recibían: Grupo 1 (78 pac.): azatioprina; grupo II (69 pac.): ciclosporina A; y grupo III (40 pac.): ciclosporina A y suero antilinfocítico.Las plaquetas autólogas fueron marcadas con 150 uCi de In-111-oxina. Tras la reinyección de las mismas al paciente se obtenían gammagrafías de 10 minutos de duración del área del injerto y de la fosa iliaca contralateral. La primera gammagrafía se obtenía entre 2 y 4 horas p. i. Y subsiguientemente se obtenían registros diarios hasta el 5º - 6º día. El depósito de plaquetas marcadas en el injerto se valoró mediante el índice de atrapamiento (Ip) que establece relación de actividad entre el injerto y la fosa ilíaca contralateral.En cada grupo se distinguió entre pacientes con injerto funcionante (IF), pacientes con fracaso renal agudo de origen no inmunológico (FRA) principalmente debido a necrosis tubular aguda, y pacientes con rechazo agudo (RA).El diagnóstico se basó en los datos clínicos, bioquímicos, ecográficos, isotópicos (hipuran-I-131) e histológicos.RESULTADOS:Ni en los pacientes con injerto funcionante ni en los pacientes con FRA se observaron depósitos significativos de plaquetas en el área del injerto, el valor medio del Ip fue de 1.1 +/- 0.1 en los pacientes con IF y de 1.0 +/- 0.1 en el FRA.En los pacientes con RA se observó un depósito significativo de plaquetas en el injerto y el iP fue significativamente superior 1.84 +/- 0.5, 1.82+/- 0.29 y 1.57 +/- 0.18 en los grupos I, II y III respectivamente.En 54 de los 109 episodios de RA estudiados la creatininemia se elevó o alcanzó el nivel máximo con posterioridad a la elevación del Ip.Tras el tratamiento del depósito de plaquetas siguió un curso paralelo a la evolución clínica. En los pacientes con buena respuesta terapéutica se observó un descenso significativo del Ip y de la creatininemia coincidiendo con la resolución del episodio.Por el contrario en los pacientes en los que la respuesta al tratamiento fue más lenta o inexistente el Ip no experimentó variaciones significativas y en algunos casos se elevó la creatininemia se comportó de manera similar.También se observaron depósitos de plaquetas en el área del injerto en 13 pacientes con hematoma. Sin embargo los depósitos debidos a esta causa, si bien invalidaron la exploración, en general no condujeron a faltas interpretaciones. La extensión de la actividad, que sobrepasaba los límites renales y la configuración de la misma, que no se correspondiente con la de la silueta renal, permitieron su identificación en todos los casos excepto en uno.La exploración tampoco puede utilizarse en los pacientes portadores de un trasplante renal ortotópico ya que el depósito "normal" de plaquetas en el bazo se superpone con el injerto e impide su valoración.El análisis global del índice de actividad muestra que Ip inferiores a 1.3 sólo se observaron en pacientes sin rechazo. Por el contrario índices superiores o iguales a 1.6 correspondieron en todos los casos excepto 1 a RA (1/78). La zona intermedia correspondiente a Ip de 1.4 y 1.5 tanto correspondió a RA como a ausencia del mismo, especialmente en los pacientes que recibían ciclosporina A.Si el nivel de normalidad se sitúa en cada grupo una desviación estándar por debajo del valor medio encontrado en los pacientes con rechazo, éste es de 1.3, 1.5 y 1.4 para los grupos I, II y III respectivamente, y se observa que el número de falsos positivos y de falsos negativos es muy bajo: 3 y 1 en el grupo I, O y 5 en el grupo II, y 2 y 1 en el grupo 3.La fiabilidad de la exploración para el diagnóstico del rechazo agudo es muy elevada: Sensibilidad 93.4%, especificidad 98.7%, precisión 97.6%, valor predictivo de la exploración positiva 95.3% y valor predictivo de la exploración negativa 98.3%. No se han observado diferencias significativas entre los tres grupos.En resumen: La exploración con plaquetas marcadas con In-111-oxina es útil para el diagnóstico del rechazo agudo del trasplante renal. Índices de atrapamiento inferiores a 1.3 permiten descartar de forma casi absoluta la existencia del rechazo mientras que los índices iguales o superiores a 1.6 permiten diagnosticarlo (en ausencia de hematomas).El depósito de plaquetas y la elevación del índice preceden con frecuencia a la aparición de las manifestaciones clínicas y a la elevación de la creatininemia.Tras la instauración del tratamiento el Ip sigue un curso paralelo a la evolución clínica.Los hematomas invalidan la exploración, pero su forma y extensión distintas a la del riñón permiten su identificación en la mayoría de los casos, no dando lugar a falsos positivos.Le elevada fiabilidad de la exploración hace que sea un método adecuado para el diagnóstico del rechazo agudo de1 trasplante renal heterotópico.
[eng] The aim of the work is to evaluate the usefulness of In-111-autologous platelet labelled scintigraphy in the diagnosis of kidney graft rejection.177 patients have been studied. They were separated into 3 groups depending on the inmunosupression they received. Group I: Azathioprine; Group II: Cyclosporine A; and Group III: Cyclosporine A + antilymphocytic gammaglobulin. Patients were classified as functioning graft (FG), non-immunological graft failure (ARF) and acute rejection (AR).Autologous platelets were labelled with In-111-oxine and reinjected. Daily scans were obtained up to the 6th day. Graft uptake was evaluated with the trapping index (Ip) which is the quotient of activity between the graft and the contralateral iliac fossa.RESULTS: Neither in patients with FG nor in those with ARF was platelet graft uptake seen. Ip was 1.1 +/- 0.1 and 1.0 +/- 0.1 respectively. In acute rejection a significant graft uptake was seen and-Yp was significantly higher 1.8 +/- 0.5, 1.8 +/- 0.3 and 1.6 +/- 0.2 for groups I, II and III respectively.In 54 out of the 109 AR episodes the creatinine increased or got the highest value once Ip had increased.After treatment Ip ran parallel to patients' clinical evolution. It decreased when acute rejection resolved quickly and did not change or increase when the patient did not respond to treatment.Platelet graft uptake has also been seen in 13 patients with hematoma. The extension and shape of the activity which did not corresponds to that of the kidney leads to its identification in all cases but one.The sensitivity of the method is 93.4%, the specificity 98.7% and the accuracy 97.6%.IN SUMMARY: In-111-labeled platelets scintigraphy is a useful method for acute kidney graft rejection diagnosis. Ip lower than 1.3 discards rejection while those higher than 1.6 diagnoses it (in the absence of hematomas).Hematomas invalidate the exam but usually they do not lead to false result interpretation. After treatment graft platelet uptake runs parallel to patient's clinical evolution.The high accuracy of the exam makes of it an adequate method for hetherotopic kidney graft rejection diagnosis.
URI: http://hdl.handle.net/2445/42250
ISBN: 9788469275399
Appears in Collections:Tesis Doctorals - Departament - Medicina

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
01.JMC_1de3.pdf8.94 MBAdobe PDFView/Open
02.JMC_2de3.pdf9.67 MBAdobe PDFView/Open
03.JMC_3de3.pdf5.7 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.