Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/2445/58286
Title: Para una filosofía de la música. Un enfoque fenomenológico. Aproximación al pensamiento de Ernest Ansermet
Author: Olives Palenzuela, Juan José
Director: Mascaró i Pons, Jaume Francesc
Esquirol i Calaf, Josep M., 1963-
Keywords: Ansermet, Ernest Alexandre, 1883-1969
Fenomenologia
Estètica musical
Phenomenology
Musical aesthetics
Sartre, Jean-Paul, 1905-1980
Husserl, Edmund, 1859-1938
Issue Date: 1-Jul-2014
Publisher: Universitat de Barcelona
Abstract: [spa] Esta tesis se propone el estudio de las líneas fundamentales del pensamiento de Ernest Ansermet (1) en lo que concierne principalmente a la constitución de la música en la consciencia del hombre. Trata, por tanto, de mostrar, siguiendo la estela de las indagaciones de Ansermet, cómo la música surge originariamente de la relación que se establece entre las estructuras de la consciencia y las estructuras del mundo de los sonidos. El núcleo de nuestro discurso apoya la idea ansermetiana de que la experiencia de la música es originariamente inmediata o, para decirlo en términos fenomenológicos, se torna inmediata en el acto de la vivencia de la obra. Es una “Erlebnis”, una experiencia que presupone el acto constituyente del yo en el sentido de un a priori que se brinda a la subjetividad como un acto ante-comprensivo dado al mismo tiempo que el objeto de la experiencia. Por tanto, todo sobrevuelo cognoscente que pretenda explicar el proceso de la experiencia de la música –puesto que la música, como objeto estético pensado o vivido, implica necesariamente su formación misma en cuanto proceso– quedará atrapado en aquello que la música es, o se le atribuye, una vez ha sido ya realizada. El lugar en el que la música se produce es el de una espacio-temporalidad imaginaria que viene a ser proyección del espacio psíquico del hombre en el espacio que nos envuelve y, en consecuencia, expansión de nuestro tiempo interno en un espacio sonoro asimismo imaginario, constitutivo del tiempo propio de la música. El espacio-tiempo musical es, de este modo, un espacio estructurado hecho, indefectiblemente, de correspondencias tonales, las únicas que, según Ansermet, garantizan la comprensión unitaria del fenómeno primigenio de la música. Porque es en el marco de la tonalidad donde puede darse la actividad afectiva de la consciencia, actividad encargada del engranaje que se produce entre la consciencia auditiva y la consciencia musical. Así, la tonalidad es, para Ansermet, la condición inexcusable del sentido de la música. Su particular apropiación del método fenomenológico se efectúa, de este modo, en el descubrimiento mismo de la naturaleza espacio-temporal de la música. Y es, en correspondencia, el encuentro con la espacio-temporalidad musical lo que le conduce a la adopción de la fenomenología. El objeto de la fenomenología de Ansermet es, por tanto, el espacio musical y, por extensión, el espacio-tiempo. No es un espacio acústico o sonoro (el punto del espacio físico donde situamos la emisión del sonido), ni un espacio subjetivo y psicológico (la sucesión y acumulación de hechos psíquicos), sino un espacio imaginario que para la consciencia es evidente y real. Lugar propio de una consciencia que oye y que habita los sonidos significándolos, el espacio musical se conforma a la vez al transitar en él la música. Si la consciencia musical, como consciencia espacio-temporal es consciencia tonal, el agente de esta transfiguración se produce en el campo de la consciencia imaginante (conscience imageante), en el sentido expresado por Sartre en L´imaginaire y L´être et le néant. En una primera acepción, la consciencia imaginante sartreana es consciencia intencional, concepto fundamental de la filosofía de Husserl (en un segundo aspecto, se nutrirá del Dasein heideggeriano). A partir de la lectura de Husserl y Sartre, Ansermet adoptará la fenomenología convirtiéndola en original “mirada” filosófica y particular herramienta metodológica de su pensamiento. Desde los procesos de la reflexión a la trascendencia de la forma, pasando por la aparición de la música en los sonidos y la descripción del tiempo de la música, nuestro trabajo espera contribuir, partiendo de Ansermet, a los estudios que, sobre la música, se han venido realizando desde la perspectiva fenomenológica. //1// Ernest Ansermet (Vevey [Suiza], 1883 - Ginebra, 1969), director de orquesta, fundador de la Orquesta de la Suisse Romande, director permanente de esta agrupación y matemático de formación, fue además un conspicuo pensador que se interesó tanto por los problemas de orden filosófico que le planteaban sus interrogaciones acerca de la música como por el propio hecho musical en sí mismo considerado. Su texto principal, Les fondements de la musique dans la conscience humaine, viene a ser un resumen sistemático de todas aquellas inquietudes e interrogaciones.
[eng] This thesis intends to examine the fundamental lines of thought of Ernest Ansermet(1), principally concerning the constitution of music in human consciousness. The study therefore aims to demonstrate, by pursuing the arc of Ansermet’s inquiries, how music has its origins in the relationship that is established between structures in consciousness and those from the world of sounds. The place where music occurs is one of an imaginary space-temporality resulting from the projection of our psychic space upon the space that surrounds us, and consequently, the expansion of our internal sense of time into a sonic space, likewise imaginary, one based on the time of the music itself. This musical space-time is therefore a structured space necessarily consisting of tonal correspondences, the only ones, according to Ansermet, that ensure a holistic understanding of the essential phenomenon of music. This is because within a framework of tonality, the emotional activity of consciousness can succeed, an activity responsible for the engagement produced between the auditory and musical consciousnesses. Thus, tonality becomes for Ansermet the inexcusable condition for the meaning of music. Musical consciousness is thus tonal consciousness. The agent in this transfiguration is the imaginary consciousness (conscience imageante), expressed by Sartre in L´imaginaire and L´être et le néant. In an initial sense, the Sartrean imaginary consciousness is an intentional consciousness, a fundamental concept in the philosophy of Husserl (in a secondary consideration, it would be derived from the Heideggerian Dasein). From the reading of Husserl and Sartre, Ansermet would adopt the idea of phenomenology and convert it into an original philosophical “view” and a methodological tool for his own thought. From the processes of reflection to the transcendence of form, by way of the appearance of music in sound and the description of time in music, our work aims to further Ansermet’s ideas and contribute to studies on music that have been made from a phenomenological perspective. //1// Ernest Ansermet (Vevey [Switzerland], 1883 - Geneva, 1969), orchestra conductor, founder and musical director of the Orchestre de la Suisse Romande, and a trained mathematician, was also an remarkable thinker who took great interest both in the philosophical issues posed to him by questions regarding music as well as music itself. His main written work, Les fondements de la musique dans la conscience humaine, consisted of a systematic overview of all those concerns and inquiries.
URI: http://hdl.handle.net/2445/58286
Appears in Collections:Tesis Doctorals - Departament - Història de la Filosofia, Estètica i Filosofia de la Cultura

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
JJOP_TESIS.pdf2.39 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.