Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/2445/36504
Title: Atrofia de la grasa facial en los pacientes VIH+. Tratamiento mediante inyección de tejido adiposo autólogo.
Author: Fontdevila Font, Joan
Director: Serra Renom, José María
Martínez Chamorro, Esteban José
Keywords: Lipodistròfia
Lipoatròfia
VIH
Atròfia facial
Tractament antirretroviral
Issue Date: 23-Jan-2008
Publisher: Universitat de Barcelona
Abstract: [spa] La atrofia facial (AF) en pacientes infectados por el VIH es la manifestación más visible de la lipoatrofia (LA) asociada al trastorno de lipodistrofia (LD). Su prevalencia se ha estimado en un 50% de pacientes bajo tratamiento antirretroviral y la etiología es desconocida aunque el tratamiento antirretroviral de gran actividad parece jugar un papel relevante en su patogénesis. El cambio de la fisonomía facial inducido por la LA en los pacientes VIH+ los delata, sintiéndose estigmatizados. Esto conlleva problemas psicológicos, ansiedad y depresión, problemas de relación social o una menor adherencia al tratamiento antirretroviral que aumenta el riesgo de fracaso del tratamiento. Dado que no es posible tratar la causa de la AF se ha intentado establecer un tratamiento paliativo de las alteraciones físicas. Los métodos invasivos de relleno, con implante de materiales autólogos o sintéticos, son los únicos que ofrecen una solución rápida y efectiva. HIPÓTESIS Y OBJETIVOS: Es necesario un tratamiento para la AF que sea efectivo, inocuo para el paciente y de resultados duraderos. Al no existir un tratamiento etiológico para la AF asociada al VIH podemos plantear la hipótesis que los injertos de TA autólogo pueden corregir los signos de AF de los pacientes afectos de LD asociada al VIH de una forma efectiva, inocua y duradera. PACIENTES Y MÉTODOS: Diseñamos un estudio de la concordancia entre diferentes observadores independientes para una clasificación de AF consistente en, de menor a mayor afectación, un grado 0 (G0) de normalidad, un grado 1 (G1) de pérdida del relieve malar, un grado 2 (G2) de pérdida del relieve malar junto con hundimiento de la piel por debajo del borde inferior del malar y un grado 3 (G3) en el que además de los signos anteriormente descritos se hace manifiesta la musculatura superficial de la cara. El nivel de concordancia se midió para cada categoría por separado mediante el coeficiente KAPPA. La valoración de los aspectos relacionados con la técnica propuesta se realizó mediante un estudio prospectivo de intervención de 50 pacientes con control hasta 12 meses. Se registró el estado previo de AF y tras el tratamiento mediante la escala de clasificación propuesta así como las distintas variables de la técnica quirúrgica. El TA se obtuvo de alguna zona con depósito graso subcutáneo (giba, abdomen, mamas). Para el análisis estadístico descriptivo, de las variables cualitativas y cuantitativas y de datos apareados se emplearon los tests habituales. La evolución del grado de afectación a lo largo del tiempo se evaluó mediante el cálculo de la diferencia del grado respecto el momento basal y se comparó la variación de estos cambios respecto a todo el periodo de estudio, mediante un Modelo de Ecuaciones de Estimación Generalizada ajustando por el tiempo. DISCUSIÓN: La buena concordancia entre observadores (0.68, p-valor <0.001) permite validar el método de valoración clínica, lo que supone disponer de una herramienta sencilla de valoración rápida, sin coste, para el diagnóstico y evaluación de la LA en pacientes seropositivos. Con la inyección de TA el 100% de los pacientes mostraron una mejoría significativa en el grado de AF a los 3 meses del tratamiento y esta mejoría se mantuvo estable hasta los 12 meses, no siendo evidente ninguna tendencia a la regresión. La mejoría esperada con el tratamiento se estimó 1,86 grados, es decir, de entre 1 y 2 grados. Por tanto, la infiltración de TA constituye un tratamiento relativamente seguro y duradero para la LA facial de los pacientes seropositivos, que se compara favorablemente con otras medidas o terapias no quirúrgicas y que debe ser tenido en consideración en ausencia de un tratamiento etiológico definitivo.
[eng] Facial atrophy HIV infected patients is the more visible manifestation of the lipoatrophy related with the lipodystrophy disorder. The change induced by the lipoatrophy results in psychological problems, problems of social relationship or reduced adherence to the antiretroviral treatment. The hypothesis of work was that it is necessary a treatment for the facial lipoatrophy that be effective, innocuous for the patient and with durable results. As an etiologic treatment does not exist, we can formulate the hypothesis that the autologous fatty tissue grafts can correct the signs of facial atrophy of the patients affected by the lipodystrophy associated to the HIV in an effective, innocuous and durable way. A study of the agreement among different independent observers for a classification of the facial atrophy based on simple anatomical features and assessable in 4 categories (grades) was designed. From the minor to the major affectation we described a grade 0 (G0) of normality, a grade 1 (G1) of loss of the malar relief, a grade 2 (G2) of loss of the malar relief with sinking of the skin below the inferior rim of the malar bone and a grade 3 (G3) in which becomes apparent the superficial musculature of the face together with the previously described signs. The level of agreement was measured by means of the KAPPA coefficient. The evaluation of the aspects related with the proposed technique was carried out by means of an intervention prospective study with 50 patients. The previous state of facial atrophy and the state after the treatment were registered using the scale of the proposed classification. The different variables of the evolution of the patients were registered at 1 month, 3, 6 and 12 months after the treatment. The method of classification was highly concordant for different professionals implied in the attention of these patients. During the follow up period all the patients improved the grade of facial atrophy in a persistent manner. The intensity of the improvement after 12 months was calculated between 1 and 2 grades. The infiltration of TA represents a relatively secure and long-lasting treatment for the facial lipoatrophy.
URI: http://hdl.handle.net/2445/36504
ISBN: 9788469147429
Appears in Collections:Tesis Doctorals - Departament - Cirurgia i Especialitats Quirúrgiques

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
JFF_TESIS.pdf2.3 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.